El derecho al trabajar en Nuevo México.

Los latinos merecen la libertad de trabajar sin pagar su sueldo a un sindicato.