¡Pongamos la gente en primer lugar!

Los funcionarios electos deben centrarse en las personas